Johanna, madre de paciente de 15 años con Síndrome de dolor regional complejo tipo 1 y Fibromialgia

“Mi hija comenzó con diversos dolores en distintas partes del cuerpo, dolores de cabeza, estómago etc., acudimos a muchos médicos y no había un diagnóstico, ni algo razonable para los dolores. Es aquí donde comencé a investigar y acudimos a un fisiatra, después de algunos controles médicos fue diagnosticada con Fibromialgia. Se nos vino el mundo encima, a los dos días siguientes me entregan el mismo diagnóstico a mí.

Bueno, como la salud pública en nuestro país no es completa y, sobre todo, que esta enfermedad no está categorizada como catastrófica a pesar de que limita todo tu futuro, mi hija estaba sin ayuda psicológica, que es fundamental dentro de esta patología. De pronto en la página de Facebook que tiene la fundación de fibromialgia ofrecían está atención que tanto necesitaba mi hija, escribí al correo y la respuesta fue positiva, además de obtener doble ayuda, ya que me aceptaron a mí también.

Con el tiempo nos fuimos dando cuenta que la atención estaba surtiendo efectos positivos en nosotras. Mi hija ya no tenía tantos dolores y yo me sentía con más ánimo.
En fin, ella estaba muy cómoda con su terapia, la también la ha ayudado a sobrellevar el fallecimiento de su abuelo por cáncer.

En resumen, la terapia es muy buena, aprenden a controlar el dolor para que no sean tan intensos, técnicas de relajación etc. Estoy muy contenta como mamá por lo que ha logrado mi hija y agradezco mucho al Centro por darnos la oportunidad de atendernos sin costo con ellos”.

Categorías: Testimonios

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Cita en línea