“Cuando en Kinelab me propuso hacer una terapia con un Centro Psicológico especializado en el Dolor, mi primera impresión fue que no tenía mucha seguridad y confianza en que fuera necesario, pero luego pensé que, si yo sabía que el inicio de mi enfermedad era somatización, entonces decidí tomarlo. Fue la mejor decisión, haberla tomado, ya que por suerte me designaron una chica joven, Javiera Meneses, que podría ser mi hija, pero es una gran profesional, me hace preguntas que me llegan directo al corazón y sin darme cuenta estoy hablando cosas que nunca las había verbalizado.

“Javiera ha sido una gran ayuda a mi recuperación ya que el dolor fue rápidamente minimizado tanto que hasta el kinesiólogo me ha hecho la observación que he andado muy rápido con mi mejoría. Les agradezco mucho al Centro y en especial a Javiera por la paciencia de escucharme y ayudarme en este proceso”.

Categorías: Testimonios

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Cita en línea