Nuestro sistema nervioso consta de kilómetros de nervios que nos recorren por todas partes.

Los nervios llevan la información de todo el cuerpo desde y hacia el cerebro.  La palabra pático, significa padecimiento o patología y la palabra neuro, significa nervio.

El dolor neuropático se produce cuando se daña o incomoda a un nervio.  La falta de espacio, el aplastarlo durante mucho tiempo, golpes directos o cortes, falta de flujo sanguíneo, estiramientos fuertes o muy prolongados pueden dañar los nervios.

Sensaciones de corriente eléctrica, calor o quemazón, adormecimiento, pinchazos o agujas que siguen el recorrido de uno o más nervios caracterizan a este dolor.

Este dolor puede ser muy desagradable y preocupante, pero la verdad es que en muchos casos lo único que se necesita es darle movimiento y flujo sanguíneo (oxígeno) a ese nervio.

Sólo cuando estas molestias se mantengan o sigan en aumento los siguientes días, se presenten en varios segmentos o se asocien a pérdida de la sensibilidad o de la fuerza se recomienda consultar a un especialista.

La neuropatía se refiere a una enfermedad a través de la cual cambia la función nerviosa de la transmisión de información, lo que resulta en dolor, debilidad, entumecimiento, pérdida de sensibilidad y falta de control muscular. También afecta a diferentes partes del cuerpo.

Por lo general, la neuropatía puede ser causada por trauma, infección, problemas metabólicos, causas genéticas o exposición a toxinas. Una de las causas más comunes es la diabetes.  Las personas con neuropatía generalmente describen el dolor como un dolor punzante, hormigueante, ardiente o punzante. En muchos casos, los síntomas mejorarán, especialmente debido a condiciones tratables.

Cuando ocurre fuera del sistema nervioso central (SNC) (es decir, el cerebro y la médula espinal), se llama neuropatía periférica.   La polineuropatía a diferencia de la neuropatía, afecta a muchos (poli) nervios involucrados en diferentes partes del cuerpo.

La polineuropatía motora sensorial es un proceso en todo el cuerpo (sistémico) que daña las neuronas, las fibras nerviosas (axones) y las cápsulas nerviosas (vainas de mielina).   El daño a la capa neuronal conduce a un retraso en la transducción de la señal nerviosa. Algunas neuropatías se desarrollarán en unos pocos años, mientras que otras comenzarán y empeorarán en unos pocos días.

La neuropatía que afecta los nervios que proporcionan sensación se denomina neuropatía sensorial, y la que afecta a los nervios que causan movimiento, neuropatía motora. También puede afectar a ambos, en este caso se llama neuropatía sensoriomotora.

El daño al nervio puede ser causado por:

  • Trastornos autoinmunitarios (cuando el cuerpo se ataca a sí mismo)
  • Afecciones que ejercen presión sobre los nervios
  • Reducción del flujo sanguíneo al nervio
  • Enfermedades que destruyen la goma (tejido conectivo) que mantiene las células y los tejidos unidos
  • Hinchazón (inflamación) de los nervios

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Disminución de la sensibilidad en cualquier zona del cuerpo
  • Dificultad para deglutir o respirar
  • Dificultad para utilizar los brazos o las manos
  • Dificultad para utilizar las piernas o los pies
  • Dificultad para caminar
  • Dolor, ardor, hormigueo, sensibilidad anormal en cualquier zona del cuerpo (llamado neuralgia)
  • Debilidad de la cara, los brazos o las piernas, o en cualquier zona del cuerpo

WhatsApp chat