El lumbago crónico es la segunda causa de ausentismo laboral en Chile

 

El dolor lumbar se define como un síndrome músculo esquelético o conjunto de síntomas cuyo principal síntoma es la presencia de dolor focalizado en el segmento final de la columna vertebral (zona lumbar), en el área comprendida entre la reja costal inferior y la región sacra, y que en ocasiones puede comprometer la región glútea, provocando disminución funcional.

El 85% de la población sufrirá al menos un episodio de lumbalgia en su vida.  Pero cuando persiste el dolor, estos lumbagos crónicos se pueden clasificar según su etiología en específicos (LCE) o inespecíficos (LCI).

Del 100% de los lumbagos crónicos el 85 a 90% son inespecíficos (Rabah, 2016; Moix, Cano y Grupo español de Trabajo del Programa COSTB13, 2006).  Y el origen de este dolor lumbar inespecífico, es decir, sin causa anatomopatológica o médica que explique la enfermedad, son factores fundamentalmente psicológicos y sociales.

En Chile es la principal responsabilidad de la discapacidad y el ausentismo laboral.  Resultando un elevado costo económico tanto para la persona que lo padece como para el país, generando una disminución en la calidad de vida de los que lo sufren, según un estudio de la Pontificia Universidad Católica en el 2017 (Espinoza y colaboradores, 2017).

Desde lo biológico, podemos enfatizar factores estructurales o cambios en el sistema musculoesquelético y la salud en general. El MINSAL (2016) plantea que la principal causa anatomopatológica de los lumbagos son las hernias (HNP) en las vértebras L5 – L4. Sin embargo, en el 2010 los estudios plantean que el 90% de las hernias se reabsorben en 6 meses solas (Andrew, 2010).

Entre los factores sociales, como una de las razones principales, debemos enfatizar las condiciones de trabajo adversas, que requieren una gran cantidad de elementos significativos (postura, movimiento o esfuerzo). Y el nivel de satisfacción laboral inclusive más influye que aspectos posturales.

Sin embargo, considerando que el dolor es un fenómeno complejo, se asocia con sentimientos desagradables y experiencias emocionales, que también incluyen cambios de comportamiento, ajustes de motivación, estados emocionales y cambios emocionales, por lo tanto, es imposible resolverlos por completo sin mencionar el papel de los factores psicológicos como los factores cognitivos, emocionales y conductuales.

El dolor crónico en general y la lumbalgia en concreto se han asociado en numerosas ocasiones a factores psicosociales como el estrés, la ansiedad, la depresión, la ira y otros procesos psicológicos (Casado y Urbano, 2001; Moix, 2005; Moix y Cano, 2006; Brage, Sandanger y Nygard, 2007; Bair, Wu, Damush, Sutherland y Kroenke, 2008; Mok y Lee, 2008; Waxman, Tripa y Flamenbaum, 2008).

En resumen, el tratamiento, la prevención y el tratamiento del dolor lumbar deben cambiar la mentalidad de los profesionales de la salud, los pacientes y la sociedad.   Para así reducir el sufrimiento personal y la calidad de vida de estos pacientes.

 

Video

 

Leer nota en revista.

Revisión de Factores Psicológicos y Estrategias para el Manejo
del Dolor Crónico Lumbar desde Diferentes Modelos Teóricos.

WhatsApp chat