Las cefaleas son la causa más frecuente de dolor craneofacial, sino se  manejan bien, generan un costo en la calidad de vida de las personas.

 

Las cefaleas son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso, pueden ser primarias como las jaquecas o migrañas, cefaleas de tensión y la cefalea en brotes o racimo.   Las secundarias son  causadas por otras enfermedades.

Las cefaleas son un problema mundial que afecta a personas de todas las edades, razas, niveles de ingresos y zonas geográficas (OMS, 2017).

La migraña es la principal causa de consulta en cefaleas debido a su severidad y al compromiso de calidad de vida que produce cada episodio, sus causas no son completamente comprendidas, sin embargo algunos de los factores externos son  asociados son estrés, ansiedad y alteraciones del sueño, al igual que los otros tipos de cefaleas primarias que se encuentran dentro de esta categoría.

Dentro de las cefaleas o dolores de cabeza las más prevalentes son las del tipo tensional, pero al ser de intensidad leve a moderada y carecer de síntomas acompañantes, es menos incapacitante y por eso, su consulta médica es más baja que la migraña (Cid, 2014).

De acuerdo con la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, entre un 30 a 78% de población general la presentará a lo largo de la vida.

El dolor crónico de cabeza representa un importante problema de salud pública y es el motivo de consulta más frecuente en los centros de Atención Primaria, a nivel mundial se calcula que afecta aproximadamente al 50% de los adultos (al menos un episodio en el último año).

El paciente con cefalea se dirige habitualmente y de forma ambulatoria al médico de cabecera, salvo por determinados casos en los que acude a un servicio de urgencias. El gasto sanitario por esta afectación es elevado, debido al consumo de medicamentos y a la reducción de la actividad laboral.

La cefalea no es sólo dolorosa, sino que también incapacitante, en el Estudio de Carga Mundial de Morbilidad, actualizado en el 2013, la migraña por sí sola, representó la sexta causa mundial de los años perdidos por discapacidad (OMS, 2017).

En las cefaleas crónicas, se resiente de manera notable la calidad de vida del paciente, en especial en sus relaciones familiares y sociales.

Los factores psicológicos asociados a las cefaleas son el estrés, la ansiedad y la depresión, por eso es de vital importancia entregar estrategias que logren un adecuado manejo del dolor, para disminuir la frecuencia de los episodios en los pacientes afectados.

Además se  debe  considerar  en  todos  los  pacientes con cefaleas, optimizar el manejo del estrés, regular alteraciones de sueño y mejorar la actividad física. La Terapia Cognitivo-conductual ha demostrado ser útil para el manejo no farmacológico del dolor, junto con técnicas de relajación y otras técnicas tales como la acupuntura (Cid, 2014).

 

 

Leer más [https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5295919.pdf]

WhatsApp chat