“En el Centro del Dolor encontré un gran apoyo y una buena terapeuta, Sofía Pérez, quien me escuchó con mucho respeto, aconsejó, fortaleció y me tuvo mucha paciencia, muy importante ya que me tocó en tiempos de pandemia.
Estoy muy agradecida porque aprendí a minimizar mi dolor crónico. Con la terapia me di cuenta que tenía dolores físicos y otros del alma, que ya no duelen. Gracias!!”.

Categorías: Testimonios

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Cita en línea