“Hace mucho que comencé con dolores, iba al doctor y no tenía diagnóstico alguno. Los dolores iban aumentando mucho y, luego, mi mamá me contó sobre este Centro, el cual me ha ayudado mucho. Los dolores no son tan intensos como antes y ya sé controlar la mayoría de estos.
La psicóloga fue de gran ayuda, ya que me daba técnicas de relajación que me servían de mucho, aparte de preguntar por distintas cosas, no solo centrándose en el dolor de mi cuerpo”.

Categorías: Testimonios

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Cita en línea