Anónimo, FM, mujer, 30 años.

“Me encontraba en una búsqueda desesperada de motivos y razones de mis dolencias, buscaba respuestas y ayuda. Un día de esos encontré una ayuda, una respuesta…el centro del dolor me dio una luz de esperanza para encontrar lo que buscaba. Me pareció fantástico que existiera un centro que se especializara en tratar a personas con dolor crónico. Esperanzada, postulé a un programa gratuito de atención psicológica, y cuando menos lo esperaba llegó la llamada de respuesta a mi solicitud. Serían aprox. 4 meses de terapia para aprender a sobrellevar el dolor. Entusiasmada me conecté a la primera sesión, me gustó mucho el profesionalismo del programa. Me lo tomé muy en serio. A medida que pasaban las sesiones fui sintiendo alivio, porque pude desahogarme y me sentí profundamente comprendida. Agradezco de todo corazón el interés sincero en ayudarme a sentirme mejor. Agradezco la transparencia y la dedicación de mi tutora o terapeuta. Aún no le llamaré psicóloga, porque fue una alumna en práctica, pero estoy segura de que llegará a ser una gran profesional, la recomendaría a ojos cerrados.
“Solo me queda reiterar lo agradecida que me siento por ayudarme a encontrar el camino hacia mi bienestar. Hoy sigo con dolor, pero con mucho menos intensidad. Se fue el miedo y la inquietud…
“Gracias Centro del Dolor por esta hermosa experiencia de crecimiento personal. Jamás la olvidaré”.

Categories: Testimonios

WhatsApp Cita en línea