Juan, 72 años.

“El dolor fue algo físico que llegó en un momento que no esperaba, me dolía mucho.
El kinesiólogo me recomendó asistir al Centro, es una mecánica que desconocía y agradezco mucho haber tomado esta oportunidad. Terminando mi proceso, me doy cuenta de cosas que antes no notaba. Cuando empezó el dolor, estaba peleando contra una muralla invisible, este proceso me ayudo a hacerla desaparecer.
Quiero agradecer la disposición de mi psicólogo Manuel Deza, quien me escucho, comprendió y demostró ser un buen profesional, dándome un espacio cómodo y de confianza.
Como dije antes, no conocía la psicología del dolor, pero agradezco que exista este espacio. Es completamente recomendable.”

Categories: Testimonios

WhatsApp Cita en línea