La Dispareunia es una disfunción sexual que aqueja a hombres y mujeres. Antes se hablaba de una disfunción sólo femenina, pero hoy se incluyen a los hombres. Es una disfunción, debido a que lo normal es que durante las relaciones sexuales se sienta placer y no dolor. El dolor es una experiencia emocional desagradable asociada a un daño tisular, real o potencial. Si persiste por más de 3 meses, se considera dolor crónico persistente o crónico (IASP, 2015).

Es fundamental descartar alguna alteración médica a la base previamente e indagar posteriormente los factores psicológicos asociados. El manejo o tratamiento debe ser siempre interdisciplinar: psicológico y kinésico, previa evaluación médica.

Los criterios diagnósticos según el Manual Americano Internacional de Enfermedades (DSM 5) en su última versión son los siguientes:

    • Dolor genital recurrente o persistente asociado a la relación sexual, tanto en varones como en mujeres.
    • La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.
    • La alteración que no es debida únicamente a vaginismo o a falta de lubricación, no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otra disfunción sexual) y no es debida exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o a una enfermedad médica.

Es importante determinar junto al paciente si es de toda la vida, es decir, desde la iniciación sexual que está presente a lo que se le denomina “primaria” o “adquirida”. Si ha sido posterior y el paciente tuvo relaciones sin dolor, se le denomina secundaria. Esta puede ser, además, “situacional específica”, es decir, sucedió o está sucediendo en determinadas situaciones o “generalizada” que abarca a todas las relaciones sexuales.

Hay que indagar en la situacional, experiencias traumáticas que gatillaron la disfunción. Sino no hay experiencias sexuales ambientales que la causaron, hay que indagar sobre los factores personales psicológicos que estarían a la base. En algunos casos existe la combinación de ambos factores.

WhatsApp chat